“#Dante2018: la selva oscura que supimos conseguir”

“En mayo de 2014, un célebre usuario de Twitter realizaba un encomio de la red social en el blog TP, propuso interpretarla como un género literario sui generis, por cumplir con los componentes de tradición e innovación que debe exigírsele a cualquier tipificación del discurso que se precie de tal. Twitter tiene sus raíces en un género tan antiguo como el aforismo y, al mismo tiempo, barre con todas las categorías literarias modernas:

“Su naturaleza colectiva, masiva, interactiva, compuesta de usuarios que son a un tiempo escritores, lectores, personajes y críticos, y su rígida ley de los 140 caracteres bastan para consolidarlo como género literario autosuficiente. Pero Twitter no es un simple género más. Su excepcionalidad radica en ser a la vez género y obra, medio y mensaje, texto y contexto: aterradora máquina autopoiética, work-in-progress infinito que se autorregenera, se reformula, y se renueva segundo a segundo.

“Como si hubiera querido poner a prueba su propia teoría, Pablo Maurette, el responsable de esas palabras, lanzó en noviembre de 2017 una consigna: empezar el 2018 leyendo La divina comedia, a razón de un canto por día, y compartir opiniones, más o menos eruditas, a través de Twitter con el hashtag #Dante2018. La aterradora máquina autopoiética se echó a andar: miles de usuarios de distintas partes del mundo adhirieron a la propuesta, colocando a #Dante2018 entre los hashtags más mencionados en varios países de habla hispana los primeros días de enero. Es imposible diagnosticar hoy cuál pueda ser su alcance final. Maurette, entusiasmado, ya lo describe como el club de lectura más grande de la historia.” [. . .]    –Alejandro Virué, El Espectador, January 7, 2018.

See other posts related to #Dante2018 here.

Contributed by Pablo Maurette (Florida State University)